Saltar al contenido

LOS PROBLEMAS DE FONTANERÍA MÁS COMUNES

problemas comunes

El abastecimiento de agua es un servicio vital en toda propiedad. Contar con una red de agua que pueda ser eficiente es indispensable para preservar la salud de tus seres queridos.

Ahora bien, cuando se contrata un servicio de instalación, mantenimiento o reparación son muchos los posibles riesgos que se corren, por eso llamar a un servicio profesional de fontanería siempre será la mejor opción.

Si presentas alguno de los problemas que a continuación se exponen no dudes en llamar a un experto y despreocuparte porque son problemas inesperados pero con rápida solución.

Goteo en los grifos: las grietas en las juntas son las áreas que pueden verse más afectadas por el desgaste continúo y la falta de mantenimiento en una tubería.

El constante goteo en tu conexión con el tiempo produce gastos en tu factura mensual y esto es contraproducente para ti como consumidor. Para acabar con este problema basta con cerrar las llaves de paso y vaciar el tanque de agua. Con ello el sistema de grifería mejorará considerablemente.

La cal adherida a los tubos: este material actúa como un descalcificador de las paredes de agua. Muchas veces el agua no corre bien por la tubería debido a la acumulación de cal.

Para este inconveniente la solución está en la utilización de productos especiales que ayudan a combatir con este problema. Los encuentras en cualquier tienda comercial en el área de hogar.

La única recomendación que podemos darte es no abusar de estos materiales porque su reiterado y excesivo uso ocasiona la pérdida de la red, hasta el punto de necesitar cambios estructurales.

Atascos: mucho se habla de que los residuos causan consecuencias en los baños, cocinas y alcantarillado. Y la solución es muy práctica y a tu alcance, ya que a través de una malla los atascos podrían detenerse considerablemente.

Pero, si el atasco es en la red de alcantarillado entonces llamar a un experto será, sin duda alguna, la mejor opción para poner fin a la falta de buen funcionamiento y para esto podrás contar con nuestro servicio de desatascos Terrassa.

Cisternas con pérdidas de agua: la pérdida de agua no es una situación que muchos quieran experimentar porque esto implica un aumento en los gastos mensuales.

Una manera simple de disminuir un poco la filtración es revisando el pulsador de la cisterna, el cual muchas veces se queda adherido al mecanismo interno del sistema. Ahora bien, si desenganchas el pulsador y el problema persiste, entonces debes acudir  a un especialista. Quien seguramente te recomendará, la instalación de un sistema ecológico. Con su ayuda dispondrás de doble pulsador para que el consumo sea mínimo.

También puedes escoger el cambio de flotador. El corte de agua adecuado muchas veces debe ser impulsado por un mecanismo con mayor fuerza y quizás la solución está con hacer pequeños cambios en el área que sostiene el sistema del flotador.

Porque pueden ser muchas las razones del problema, es que un fontanero nunca será una mala inversión.

Latiguillos desgastados: esta es una de las problemáticas con mayor demanda en el servicio fontanero. Su avería implica una red con mal funcionamiento. El cambio de este mecanismo debe seguirse por determinados pasos, ya que la reforma de latiguillo significa la desconexión del tubo de pared, presionando con fuerza y evitando que la nueva instalación quede demasiado presionada, ya que, ello ocasionaría la pérdida de agua a corto plazo.

Aislamiento en baños con malas medidas: las juntas de lavabos y bañeras deben ser constantemente limpiadas. Sin duda alguna, quien debe hacer este trabajo es un especialista, porque se trabaja con el retiro e instalación de silicona y nuevas juntas.

Reforma del rociador de la ducha: para que tu sistema de grifería guarde relación estética con tu diseño puedes cambiar el rociador tú mismo. No es nada complicado, ya que muchos rociadores se enroscan y esto implica un trabajo de instalación simple.

Este, podría ser un problema si se pierde mucha agua como consecuencia de una mala instalación o un rociador desgastado.

Bote sinfónico atascado: no es difícil desatascar esta área de la conexión fontanera. Pero, sí es desagradable porque hay que extraer los residuos alojados en este sistema. Luego del retiro te recomendamos verter un poco de producto para desatascar o cloro para garantizar una limpieza a profundidad.

Tuberías aireadas: cerrar una conexión de agua durante meses, es un error. El aire se aloja en las tuberías y esto no permite un buen funcionamiento. Para permitir que el aire fluya, te recomendamos abrir los tubos por 2 minutos, esto acabará con el inconveniente y permitirá que el suministro se reactive.

Todas estas situaciones deben ser atendidas porque cuando no se les presta atención los problemas aparecen. La inversión en tus servicios es el mejor gasto porque siempre los necesitarás.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad